¡No tomes cerveza en un vaso sucio!

¡No tomes cerveza en un vaso sucio!

Aunque no lo creas, tomar cerveza en un vaso sucio es más común de lo normal, y seguramente lo has hecho más de una vez, ya sea en tu casa o en un lugar público. Pero no te preocupes, a continuación te explicaremos brevemente la manera en la que puedes evitar tomar en un vaso sucio, y lo más importante: identificar si en tu cerveza hay polvo, suciedad o inclusive restos de comida.

Por lo general,  en un lugar público, ya sea un restaurante o un bar, no se puede inspeccionar el vaso antes de que te sirvan tu cerveza, por lo que no puedes prevenir que la suciedad entre a tu bebida, pero lo que puedes hacer es fijarte muy bien en cómo reacciona la cerveza dentro del vaso.

 

Vaso limpio

Lo que delata a un vaso sucio son las burbujas de la cerveza; en un vaso limpio las burbujas no se pegan al vaso, mientras que en uno sucio, las burbujas aparecerán alrededor de todo el vaso. Tal vez se vea más llamativo el vaso que tiene más burbujas, pero desgraciadamente esto indica que el CO2 de la bebida se está adhiriendo a las partículas de polvo o suciedad en tu vaso.

Vaso sucio

Así que la próxima vez que vayas a un bar o un restaurante, o inclusive cuando te sirvas una cerveza en tu casa, no olvides fijarte muy bien en las burbujas.